Espacio de Danza y Arte Femenino.

Sanación mediante la danza y el contacto con su veta sagrada y femenina.

DANZA SANACIÓN.

Todos los cursos están dirigidos a mujeres de entre 20 y 80 años, ya sean futuras mamás, terapeutas, bailarinas, sanadoras o buscadoras de nuevas experiencias. No se requiere ningún conocimiento previo de danza. 

Para agendar una clase de prueba ponte en contacto por mensaje o whatsapp al 096 314 587 (Iabet)


Danzando para la conexión y la sanación.

Todas las mujeres tenemos una hermosa danzarina en nuestro interior. No se trata de una danzarina académica, más bien es parte de nuestra identidad femenina, nuestro gusto natural por el movimiento colmado de significado y belleza. No hablamos de dejar de lado el gusto estético y técnico de la danza, hablamos del empoderamiento de la mujer que se autodescubre, se colma y se completa mediante el desarrollo del lenguaje de su propio cuerpo y la unión de su ser físico, emocional y espiritual.

Una comunidad de mujeres danzantes es una red de apoyo incondicional, una hermandad dedicada al cuidado del otro por amor al otro, donde todas somos iguales y nos enseñamos y animamos unas a otras. 

No se necesita "saber bailar", demostrar flexibilidad o coordinación, eso ya se posee, es cuestión de ir a su encuentro para despertar habilidades olvidadas, dones dormidos porque todas somos danzarinas en nuestro interior.

Danzas Sagradas Femeninas, Danzas del Sagrado Femenino, danzas de mujeres para las mujeres, círculos, grupos, comunidades de mujeres buscando sanar, amar y danzar la vida.



Clases de Danza Oriental Terapéutica 

(danza sanación).

La Danza Oriental enfocada en la sanación está recomendada para las mujeres que han pasado por una situación que afectó su autoestima. Es una danza que empodera a la mujer que la practica mejorando su salud tanto física como emocional. 

Como herramienta terapéutica se utiliza para ayudar a las mujeres que sufren o han sufrido violencia, quienes se recuperan de una enfermedad terminal, se han realizado una mastectomía o enfrentan discriminación. También se recomienda para reforzar una terapia sexual o de pareja.

Esta danza fortalece a la mujer que la practica, la conecta consigo misma para nutrirla con su propio amor interno. Al mismo tiempo que sana el interior la danza brinda alegría, elegancia, flexibilidad y coordinación, entre muchos otros beneficios. 

El curso hace énfasis en la reconexión con el cuerpo y el corazón, experimentando el movimiento desde el interior, tomando contacto con la propia energía. Los movimientos sinuosos van trabajando la musculatura de manera suave mientras que los movimientos acentuados imprimen fuerza y crean conciencia corporal.

Otro punto importante a tratar es la integración de la música. Cuando el cuerpo la asimila se logra disfrutar de la música a la hora de bailar sin miedos ni prejuicios. Se presentará música de distintos estilos y diferentes procedencias, incluyendo aquellos temas que cada alumna traiga a la clase.

Se incluye sesiones de Barras de Access, sesiones de Reiki, psicocirugía y lectura de Registros Akáshicos si así lo exige el tratamiento terapéutico.

Para comenzar es sólo agendar una clase de prueba para sentir cómo la danza trabaja el cuerpo y alegra el espíritu. 

CLASES DE DANZA ORIENTAL TERAPÉUTICA PARA EMBARAZADAS.

Para favorecer la labor de parto y sobrellevar un embarazo pleno y placentero.

La Danza Oriental también se puede practicar durante el embarazo, buscando fortalecer los músculos del piso pélvico, mejorando la postura y preparando a la madre para el momento del parto. Quien busque fortalecer los músculos del abdomen luego del embarazo también debería practicar los movimientos de vientre que esta danza enseña. 

Los horarios y precios son los mismos que las clases de Danza Oriental Terapéutica: 

Vive la dulce espera hamacando a tu bebé con los suaves movimientos de la Danza Oriental.
Vive la dulce espera hamacando a tu bebé con los suaves movimientos de la Danza Oriental.

Danza sanación para mujeres adultas. 

Movimiento - Salud - Bienestar


Ven a bailar para celebrar la vida... Clases de baile para mujeres adultas.

Movimiento: la danza es un ejercicio se adapta a cualquier condición física existente. El movimiento es la base de una vida activa y sin dolores musculares o articulares.

Salud: practicar danza ayuda a elevar el nivel de energía, a reducir riesgos de presión arterial alta y a prever enfermedades del corazón y de diabetes.

Bienestar: la danza fortalece el corazón, ayuda a la memoria y mejora el estado de ánimo general.

¡Bailar a cualquier edad es saludable y divertido! 
Prueba una clase gratis los lunes de 15:00 a 16:00 hs.
Precios accesibles - Facilidades de pago para jubiladas.

Contacto 096 314 587

Dicta Neferú Iabet. Bailarina Oriental, terapeuta holística.

 Algunos de los beneficios que se obtienen al practicar Danza Oriental Terapéutica (danza sanación):


  • Se queman calorías.

  • Fortalece la memoria al practicar secuencias cortas de pasos.

  • Mejora la coordinación, la postura y el equilibrio, lo cual ayuda a que se pueda caminar mejor y con menos riesgo de caídas. Al mejorar la postura también reduce los dolores de cuello y espalda.

  • Fortalece el corazón y reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

  • Mejora la coordinación motora, así como también la noción corporal.

  • Es un ejercicio de bajo impacto que no lastima las articulaciones pero las pone a trabajar.

  • Aumenta la autoestima y motivación siendo aconsejada para personas con problemas de depresión.

  • Se socializa y da sentido de pertenencia al estar en un grupo.

El ejercicio en la edad adulta es una herramienta vital para el bienestar, la salud física y mental. El baile por sí solo es una opción acertada de ejercicio para los adultos mayores, ya que es una práctica de bajo impacto, es divertido, alegre y demanda concentración y agilidad.

En esta etapa de la vida el ejercicio físico moderado es importante para no perder la fuerza muscular y la resistencia. La Danza Oriental Terapéutica es de gran ayuda cuando está dirigida específicamente a las mujeres en edad adulta.

Es un ejercicio aeróbico que trabaja el músculo cardíaco y es apropiado tanto para mujeres sanas como para aquellas con condiciones médicas preexistentes como la hipertensión. El ejercicio constante eleva el ritmo cardíaco y bombea oxígeno más rápido a través de la sangre. Los movimientos aeróbicos, como los vibrados de cadera, ayudan a mejorar los niveles de energía, a reducir riesgos de presión arterial alta, a prever enfermedades del corazón y de diabetes. Además de fortalecer el corazón mejora el estado de ánimo general.

La danza enseña a moverse y girar en diferentes direcciones, mejorando el equilibrio y movimiento de los pies, lo que puede disminuir el riesgo de sufrir una caída. El baile anima a las mujeres adultas a moverse y esto ayuda a mejorar el equilibrio general, la resistencia y la velocidad de la marcha, que son los principales factores de riesgo de caídas.

Es cierto que la Danza Oriental contiene una amplia variedad de ejercicios, movimientos y niveles de habilidad, y las mujeres sienten miedo de intentar aprender esta danza porque creen que tienen que saber bailar antes de tomar una clase. Nada más lejos de la realidad, la Danza Oriental se adapta a la mujer que la practica, a su mente, edad y cuerpo. La Danza Oriental terapéutica para adultas mayores no requiere de ningún conocimiento previo ni entrenamiento especial. El adquirir las nociones necesarias para bailar se debe a la enseñanza personalizada que respeta los tiempos y límites de cada alumna instándola a aprender, descubrir y desarrollar sus habilidades.

Anímate a probar una clase para descubrir todo lo que la Danza Oriental tiene para ofrecerte.

Siempre consulta con tu médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios.  

Clases de Bellydance Fitness.

Ejercicios para tonificar y estilizar el cuerpo de una forma divertida y efectiva al ritmo de la música árabe.

Esta nueva modalidad es muy utilizada en Estados Unidos y de ahí su nombre: Bellydance Fitness o Cardio Shimmy. Se trata de aprovechar los movimientos vigorosos de la Danza Oriental, por ejemplo los vibrados conocidos como shimmy, para realizar una rutina de entrenamiento físico. 

Utilizando música árabe se van realizando ejercicios cardiovasculares para fortalecer el corazón, combinándolos con otros más suaves que elongan la musculatura brindando elasticidad al cuerpo. Son varios los ejercicios específicos que tiene esta danza que ayudan a tonificar los músculos de la zona abdominal, de la espalda, brazos, piernas y muslos.

La Danza Oriental (y en especial las danzas árabes), contiene muchos ejercicios de baja y moderada intensidad aeróbica. Los ejercicios aeróbicos resultan en el aumento de las frecuencias cardíacas y respiratorias, que a su vez conducen a mejorar el sistema cardiovascular. Probablemente al realizar periódicamente los ejercicios notarás también más resistencia y fuerza. 

Por supuesto que también hay beneficios terapéuticos adicionales al practicar bellydance fitness. Los movimientos ondulantes brindan una sensación de relajación general; mientras que los ejercicios diseñados específicamente para activar los centros de energía llamados chakras nos conducen a un equilibrio interior creando conciencia de la energía que fluye a través de cada movimiento.
Los ejercicios del piso pélvico ayudan a mantener el equilibrio hormonal femenino (en especial durante la menopausia), así como también la flexibilidad de los músculos pélvicos, dando como resultado una vida sexual más satisfactoria.
Si estás cansada de hacer abdominales o no te gusta tener que ir regularmente al gimnasio, si deseas recuperar la figura o mantener un cuerpo saludable, te encantará este divertido e innovador ejercicio que estiliza el torso, mejora la postura, quema grasas y tonifica dando firmeza al abdomen, nalgas y muslos. 

Ven a probar una clase y descubrir los ejercicios sensuales y divertidos del bellydance fitness.
Dirige Neferú Iabet, bailarina, terapeuta holística.

¡Ven a conocer algo diferente!

Actividad física para cuidar tu cuerpo, fortalecerte, vigorizarte y mejorar tu calidad de vida.

Alejandra Martínez es bailarina del Ballet Nacional del Sodre, graduada en la Escuela Nacional de Arte de Cuba. Ella quiere compartir su técnica personal que le permite enfrentar las exigencias del Ballet profesional.

Al mezclar diversas técnicas de ballet, fitness, yoga y pilates se logra elongación corporal así como tono y fuerza muscular. Al mismo tiempo se aprende a relajar y aflojar el cuerpo mientras se baja los niveles de estrés que todos sufrimos en la vida diaria.

Alejandra nos ofrece, en una misma clase, una combinación de movimiento, música y respiración consciente que mantiene la flexibilidad y salud del cuerpo, buscando el equilibrio que permite encontrar la paz interior.

¡Ven a probar sus clases en el Espacio de la Diosa!